La utilización hidráulica del tramo binacional del río Paraná en el tramo comprendido entre Yacyretá y la confluencia con el río Paraguay tiene un enorme potencial para los dos países y, en particular, para el desarrollo de la región ribereña: la provincia de Corrientes por la margen argentina y los departamentos paraguayos de Ñeembucú y Misiones.

La construcción de una presa ubicada aguas arriba del eje constituido por las poblaciones de Itatí (Argentina) y Puerto Itacorá (Paraguay) serviría a tres propósitos que confluyen en otro que los engloba, como es el Desarrollo Ambiental y Económico de la región.

En primer lugar, se ubica la generación hidroeléctrica bajo el paraguas de la protección ambiental. No sólo por su importancia relativa, sino porque da el sustento económico para la construcción de obras. Se trata de una central con una producción equivalente a la mitad de Yacyretá y que es el segundo mayor proyecto disponible en la región con una capacidad instalada cercana a los 2000 MW y una generación media anual de 13.000 GWh. Actúa además como compensador de Yacyretá permitiendo la ampliación de su equipamiento para una mayor generación en horarios pico de la demanda.

En segundo lugar, la navegación, ya que elimina todas las restricciones al tráfico fluvial por la formación del embalse.

En tercer lugar, la recuperación de una extensa superficie de tierras cultivables en la margen paraguaya y un sistema de obras de defensa costera que evitará inundaciones, degradación y erosión tal como ocurre actualmente en ambas márgenes.

Por último, el proyecto incluye la ejecución de obras de desarrollo y de resarcimiento para la región. Como partes integrantes del mismo y ejecutadas en paralelo con las obras de la central. A este efecto, los estudios del proyecto deberán incluir un programa de obras acordado y desarrollado conjuntamente con las autoridades provinciales o departamentales de ambas márgenes.

La construcción de la obra va a priorizar un programa de desarrollo regional, ajustado a las condiciones de sustentabilidad que impone el cuidado y la preservación del ambiente. Y fundamentalmente a las posibilidades reales que brinda el recurso hídrico.

Con el objeto de garantizar este tratamiento del proyecto, se ha previsto incorporar la participación de las autoridades y técnicos de la región desde el inicio de los estudios. Como primer paso se suscribió con las autoridades de la Provincia de Corrientes un Convenio que sirve de marco a la gestión conjunta de los estudios. Asimismo, y con acuerdo provincial se suscribió un Convenio con la Universidad del Nordeste, para la conformación de equipos técnicos que participen en la ejecución de los estudios, promoviendo su capacitación y especialización.

La COMIP desarrolló estudios preliminares de este proyecto a mediados de los años 80. Como etapa inicial de esta iniciativa se ha previsto la actualización de esos estudios mediante la contratación de un equipo técnico, en el que será importante la participación de la Provincia.

Además de recopilar y actualizar el proyecto, deberán elaborar los términos de referencia para determinar la factibilidad ambiental, técnica y económica de la obra de cierre y del plan de obras de desarrollo.