Por acuerdo bilateral, se dragará el río Paraná

Los gobiernos de Paraguay y Argentina acordaron realizar intervenciones prioritarias en los pasos críticos del río Paraná, para hacer frente a las dificultades de navegación por las que atraviesan las embarcaciones y que complican circulación de embarcaciones comerciales.  El objetivo es normalizar las condiciones de navegabilidad del tramo compartido del río Paraná.  En especial desde la represa Yacyretá hasta la confluencia con el río Paraguay.

Ante la emergencia hidrológica, ambos gobiernos ya venían desarrollando acciones conjuntas y encomendaron la tarea a la Comisión Mixta Argentino Paraguaya del río Paraná (COMIP).  Para avanzar en la coordinación, implementación y enlace de un plan de acción que incluya las mediciones de campo (batimetrías), diseño de la vía fluvial, obras de dragado y señalizaciones a lo largo de toda la vía navegable.

Este plan, dividido en cuatro etapas, se encuentra en plena ejecución y ha contribuido con un primer informe de avance para la determinación de las intervenciones identificadas como prioritarias. Estas se complementan a los estudios adelantados por la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) para el efecto.

El 23 de agosto de 2019, los presidentes Mario Abdo Benítez y Mauricio Macri destacaron la importancia de contar con la participación del sector privado de ambos países y la colaboración de la COMIP, para potenciar el uso del tramo compartido del río Paraná, avanzar sobre los trabajos de dragado y desarrollar otras acciones que permitan mejorar las condiciones de navegabilidad, considerando el alto potencial de carga de dicha zona.

También se realizan acciones para contribuir con la previsibilidad y seguridad de la navegación en esta zona de alto potencial productivo, mientras se trabaja en la definición de acciones de mediano y largo plazo que permitan la realización de intervenciones permanentes en base a un plan de gestión integral de sus principales cuencas hídricas.