Vieja del agua

Vieja del agua (Megalancistrus parananus)

Descripción de la Especie: Megalancistrus parananus es una vieja del agua que puede alcanzar 500 mm de longitud. El cuerpo es fuerte y alto. Está cubierto por varias hileras de placas óseas espinosas, tiene 25 a 26 escudos laterales. La cabeza en vista dorsal es muy ancha, redondeada. Las espinas del aparato opercular son grandes y largas con el extremo agudo y curvado hacia atrás. Los ojos se encuentran en posición dorsal igual que las narinas, la boca es ínfera. Los labios son de contorno circular y están cubiertos de pequeñas papilas. Los dientes son angostos y bicuspidados con las cúspides cuadrangulares, la interna más desarrollada. Hay una aleta adiposa precedida por una espina fuerte. La aleta caudal tiene el margen posterior oblicuamente truncado. El patrón de coloración del cuerpo, la cabeza y todas las aletas es pardo claro enteramente cubierto por motas redondeadas oscuras. En algunos ejemplares, las motas pueden unirse dando un aspecto vermiforme.


Hábitat y biología: No se conocen particularidades de esta especie.


Relación con el hombre: Se han visto ejemplares en acuarios por lo que tendrían cierto nivel de comercialización. Esporádicamente son capturadas en redes de pescadores comerciales que se utilizan el el canal principal.


Distribución: Se distribuye en las cuencas de los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay.